19 abril 2011

Bill Cunningham- Fashionista Street




El mes pasado se estrenó «Bill Cunningham New York» en Estados Unidos, un documental sobre la vida de este personaje con testimonios de sus amistades: el escritor Tom Wolfe, el millonario David Rockefeller ,la socialité Annette de la Renta y el diseñador Michael Kors.

El documental ha tardardo en hacerse unos diez años: ocho para convencer a Bill de que participace y dos para filmar y editar la película, explica su director Richard Press.


Conoce a todos los que son «alguien» y ellos lo conocen a él. Tras más de treinta años de trabajo como fotógrafo de moda y  famosos para " The New York Times ", el nombre de Bill Cunningham es el único que no caduca en las páginas de estilo del periódico más influyente del mundo. Sombrerero de las damas del Upper East Side durante los '50, periodista de moda en los' 60, y crítico de la revista «Details ,Cunningham comenzó a plasmar la «moda callejera» casi por accidente.

«No veo a las personas a las que les hago fotos. Sólo veo su ropa»
Cuentan que en 1978, quedó fascinado por el abrigo de nutria que llevaba una mujer que paseaba por las calles de Nueva York. Él, con 49 años, sacó su pequeña cámara para realizar tomas de los hombros del abrigo, de los detalles del corte, sin reparar en nadie mas . Una mujer oculta tras un gafas de sol XXl, era " Greta Garbo " , la divina.


Sin embargo, su obsesión por encontrar los mejores looks de la calle lo ha llevado a toparse una y otra vez con las personalidades más rutilantes de la jet-set. Uno de sus sitios preferidos para cazar tendencias (coolhunting) es la esquina de la Quinta Avenida y la calle 57. Igualmente  fotografió a un joven Don Juan Carlos con Doña Sofía, en una pose informal, de compras por la isla de Manhattan.

Las dos páginas semanales de Cunningham en el «Times» son de las más esperadas por los neoyorquinos fashionistas. Él mismo ha explicado el porqué. «Tienes que contarle una historia al lector. Y yo escribo con fotografías». Aunque para algunos, su obra se parece más a poesía.



Cunningham es un mito viviente de la moda, hasta tal punto que Anna Wintour, la todopoderosa editora de «Vogue», reconoció que
«todas nos vestimos para Bill».



1980's Street Fashion, Courtesy of Bill Cunningham/The New York Times


" Hay que ser lo más discreto posible" 
 porque para conseguir las fotos más naturales hay que ser "Invisible".

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...